Un reto mundial: los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El 25 de septiembre de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Tras años de intentos y avances en torno a otras iniciativas globales, surge un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.

Una agenda que gira en torno a la correcta definición de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (en adelante, ODS).

Los países del mundo, las ciudades, organizaciones de todo tipo y, por supuesto, cada uno de nosotros y nosotras de forma individual encuentra en los ODS una referencia clara para definir su propia contribución a:

  • Poner fin a la pobreza en el mundo.
  • Erradicar el hambre y lograr la seguridad alimentaria.
  • Garantizar una vida sana y una educación de calidad.
  • Lograr la igualdad de género.
  • Asegurar el acceso al agua y la energía.
  • Promover el crecimiento económico sostenido.
  • Adoptar medidas urgentes contra el cambio climático.
  • Promover la paz y facilitar el acceso a la justicia.

Además de su respuesta a la Agenda 2030 a nivel global, la Unión Europea, el Gobierno de España y la propia Junta de Andalucía han generado sus propios compromisos con respecto al desarrollo urbano, sin carácter normativo, para dar respuesta a este reto global. Una actitud que secundan en este momento cada vez más gobiernos locales.

Una oportunidad estratégica para el impulso de la Ciudad Inteligente

Si bien, el objetivo 11 hace referencia directa a las ciudades y áreas urbanas y sobre el podemos encontrar metas directamente relacionadas con ámbitos de desarrollo inteligente, el resto de objetivos, por su transversalidad, también inciden en las ciudades y municipios y, por tanto, igualmente son grandes aliados para la ciudad inteligente.

En este sentido, más allá de si una ciudad dispone de una estrategia claramente definida en torno al desarrollo inteligente, como propone el Libro Blanco AndalucíaSmart para las Ciudades y Municipios de Andalucía a través de la Estrategia Local de Ciudad Inteligente de Andalucía, siempre encontrará en la Agenda 2030 y los ODS una buena inspiración de los verdaderos retos y metas de la sociedad; y sobre ello, la oportunidad de aportar grandes dosis de innovación basada en la incorporación de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Veamos a continuación cada uno de los ODS para entender de una forma sencilla esta conveniencia.

“Entre las distintas manifestaciones de la pobreza figuran el hambre, la malnutrición, la falta de una vivienda digna y el acceso limitado a otros servicios básicos como la educación o la salud. También se encuentran la discriminación y la exclusión social, que incluye la ausencia de la participación de los pobres en la adopción de decisiones, especialmente de aquellas que les afectan.”

“El sector alimentario y el sector agrícola ofrecen soluciones claves para el desarrollo y son vitales para la eliminación del hambre y la pobreza. Gestionadas de forma adecuada, la agricultura, la silvicultura y la acuicultura pueden suministrar comida nutritiva a todo el planeta, así como generar ingresos decentes, apoyar el desarrollo centrado en las personas del campo y proteger el medio ambiente.”

“Es fundamental garantizar una vida saludable y promover el bienestar universal. Se necesitan muchas más iniciativas para erradicar por completo una amplia gama de enfermedades y para hacer frente a numerosas yvariadascuestionespersistentesyemergentesrelativasalasalud. Serequeriráaplicartecnologíasmás eficaces de combustibles limpios para cocinar y educación sobre los riesgos del tabaco.”

“La educación es la base para mejorar nuestra vida y el desarrollo sostenible. Además de mejorar la calidad de vida de las personas, el acceso a la educación inclusiva y equitativa puede ayudar abastecer a la población local con las herramientas necesarias para desarrollar soluciones innovadoras a los problemas más grandes del mundo.”

“La igualdad entre los géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible. Si se facilita la igualdad a las mujeres y niñas en el acceso a la educación, a la atención médica, a un trabajo decente, y una representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas, se estarán impulsando las economías sostenibles y las sociedades y la humanidad en su conjunto se beneficiarán al mismo tiempo.”

“La energía es fundamental para casi todos los grandes desafíos y oportunidades a los que hace frente el mundo actualmente. Ya sea para el empleo, la seguridad, el cambio climático, la producción de alimentos o para aumentar los ingresos. Sin embargo, el avance en todos los ámbitos de la energía sostenible no está a la altura de lo que se necesita para lograr su acceso universal y alcanzar las metas de este Objetivo.”

“Aproximadamente la mitad de la población mundial todavía vive con el equivalente a unos 2 dólares estadounidenses diarios, con una tasa mundial de desempleo del 5.7%, y en muchos lugares el hecho de tener un empleo no garantiza la capacidad para escapar de la pobreza. Debemos reflexionar sobre este progreso lento y desigual, y revisar nuestras políticas económicas y sociales destinadas a erradicar la pobreza.”

“Desde hace tiempo se reconoce que para conseguir una economía robusta se necesitan inversiones en infraestructura (transporte, regadío, energía, tecnología de la información y las comunicaciones). Estas son fundamentales para lograr un desarrollo sostenible, empoderar a las sociedades de numerosos países, fomentar una mayor estabilidad social y conseguir ciudades más resistentes al cambio climático.”

“La comunidad internacional ha logrado grandes avances sacando a las personas de la pobreza. Sin embargo, siguen existiendo desigualdades y grandes disparidades en el acceso a los servicios sanitarios y educativos y a otros bienes productivos. Con el fin de reducir la desigualdad, se ha recomendado la aplicación de políticas universales que presten también especial atención a las necesidades de las poblaciones desfavorecidas y marginadas.”

“Las ciudades son hervideros de ideas, comercio, cultura, ciencia, productividad, desarrollo social y mucho más. En el mejor de los casos, las ciudades han permitido a las personas progresar social y económicamente. En los últimos decenios, el mundo ha experimentado un crecimiento urbano sin precedentes. Se necesita mejorar, por tanto, la planificación y la gestión urbanas para que los espacios urbanos del mundo sean más inclusivos, seguros, resilentes y sostenibles.”

“El consumo y la producción sostenible consisten en fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía, la construcción de infraestructuras que no dañen el medio ambiente, la mejora del acceso a los servicios básicos y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales. Todo ello se traduce en una mejor calidad de vida para todos.”

“Los patrones climáticos están cambiando, los niveles del mar están aumentando, los eventos climáticos son cada vez más extremos y las emisiones del gas de efecto invernadero están ahora en los niveles más altos de la historia. Si no actuamos, la temperatura media de la superficie del mundo podría aumentar unos 3 grados centígrados este siglo.”

“Los océanos del mundo —su temperatura, química, corrientes y vida— mueven sistemas que hacen que la Tierra sea habitable para la humanidad. Nuestras precipitaciones, el agua potable, el clima, el tiempo, las costas, gran parte de nuestros alimentos e incluso el oxígeno del aire que respiramos provienen, en última instancia del mar y son regulados por este.”

“El 30.7% de la superficie terrestre está cubierta por bosques y estos, además de proporcionar seguridad alimentaria y refugio, son fundamentales para combatir el cambio climático, pues protegen la diversidad biológica y las viviendas de la población indígena. Al proteger los bosques, también podremos fortalecer la gestión de los recursos naturales y aumentar la productividad de la tierra.”

“Las amenazas de homicidio intencional, la violencia contra los niños, la trata de personas y la violencia sexual, son temas importantes que debe ser abordados para crear sociedades pacíficas e inclusivas. Allanan el camino para la provisión de acceso a la justicia para todos y para la construcción de instituciones efectivas y responsables en todos los niveles.”

“Un programa exitoso de desarrollo sostenible requiere alianzas entre los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil. Estas alianzas inclusivas construidas sobre principios y valores, una visión compartida, y metas compartidas, que colocan a la gente y al planeta en el centro, son necesarias a nivel global, regional, nacional y local.”

En la siguiente tabla podemos ver cómo se relacionan los ámbitos de desarrollo inteligente (propuesta) que propone el Libro Blanco AndalucíaSmart y los ODS (necesidad) de la Agenda 2030.

Compartir:
X