Libro Blanco AndalucíaSmart para las Ciudades y Municipios de Andalucía.

El Libro Blanco AndalucíaSmart para las Ciudades y Municipios de Andalucía (en adelante, Libro Blanco) surge dentro del marco de la iniciativa “AndalucíaSmart” como una de sus tres principales líneas de trabajo, junto con la realización de un diagnóstico de la situación smart de Andalucía y el Plan de Acción Smart 2020.

En torno a el, se identifican tres objetivos prioritarios:

1

Definir los conceptos claves a la hora de definir un modelo de estrategia Smart city.

2


Presentar algunas tendencias en Ciudades Inteligentes para cada municipio pueda valorar la panificación y definición de proyectos smart.

3


Apoyar el desarrollo tecnológico del modelo Smart City, ayudando al diagnóstico tecnológico y al establecimiento de una hoja de ruta para su proyecto de ciudad y sus particularidades/necesidades específicas.

El Libro Blanco AndalucíaSmart para las Ciudades y Municipios de Andalucía, dentro de la iniciativa AndalucíaSmart, recoge el marco general de recomendaciones y pautas a la hora de elaborar y ejecutar la hoja de ruta de un modelo de Ciudad Inteligente, poniendo así a disposición de los gobiernos municipales, y resto del ecosistema inteligente, una importante ayuda para el proceso de transformación de las ciudades.

A modo resumen, podemos decir que el Libro Blanco está diseñado para cumplir con el objetivo de facilitar a los municipios andaluces asesoramiento en general para elaborar estrategias e iniciativas de desarrollo inteligente.

Hacia un modelo de Ciudad Inteligente

Como referencia, en el seno de esta iniciativa y con el objeto de fomentar la generación de ideas y el debate necesario entre las entidades y agentes del Ecosistema se propone la siguiente definición:

Con Ciudad Inteligente, nos referimos a un movimiento social, económico y tecnológico, que tiene como premisa fundamental ofrecer, principalmente a la ciudadanía, un espacio de máximo valor, bienestar y competitividad para su desarrollo personal, profesional y social y que, además, hace de esta meta un objetivo común para todos los grupos de interés públicos y privados que interaccionan sobre la propia ciudad (denominado ecosistema Smart, constituido por empresas, administraciones, asociaciones, habitantes,…), bajo el liderazgo y coordinación de su Gobierno Local, que actúa de forma responsable y transparente, llevando al máximo la eficiencia y efectividad de los recursos públicos y posibilitando la sostenibilidad económica y medio ambiental.

Libro Blanco AndalucíaSmart

Con ello, es fácil intuir que el proceso de desarrollo inteligente gira en torno a cuatro dimensiones bien diferenciadas para alcanzar la inteligencia de la ciudad: Las personas, los servicios públicos, la economía y el entorno.

A pesar de que no existe un único modelo de Ciudad Inteligente, y entendiendo que cada territorio tiene unas características particulares que las hace diferentes a cualquier otra, el Libro Blanco recoce los seis ámbitos de desarrollo inteligente que propone el estudio Smart Cities Ranking of European Medium-sized Cities e introduce un nuevo ámbito: Plataforma inteligente que contribuye a focalizar la arquitectura del modelo tecnológico.

Una buena estrategia de desarrollo inteligente requiere, sin duda alguna, una conceptualización de cada uno de estos seis ámbitos y su posible traslación al día a día de la ciudad.

El Ecosistema Smart

Además, para la aplicación y desarrollo de cada uno de los ámbitos identificados y que sirven de eje de cualquier estrategia, se ha de tener en cuenta en su acción a todos los agentes interesados en el desarrollo inteligente de la ciudad, convirtiéndose así en un enfoque holístico en lo que a la consideración integradora de las necesidades de múltiples agentes se refiere.

El Libro Blanco define al Ecosistema Smart de una ciudad como el conjunto de personas, físicas y jurídicas, públicas y privadas, que participan y colaboran en la definición, diseño y construcción del modelo de Ciudad Inteligente.

Se trata pues de un ecosistema complejo en el que intervienen numerosas tecnologías y múltiples agentes que las implementan, operan y usan.

Además, estas tecnologías se enfrentan a retos como los de escalabilidad, capacidad, movilidad y gestión de la seguridad y privacidad de la Información.

Esta complejidad del ecosistema hace necesario que las entidades locales identifiquen de forma exhausta qué y quiénes son los agentes idóneos para contribuir a la cadena de valor de los servicios propuestos en el marco de las ciudades inteligentes.

Partiendo de esta idea, el Libro Blanco identifica tres tipos o niveles de agentes en el Ecosistema Smart:

Agentes Primarios

Proveedores de tecnología y prestatarios de servicios específicos relacionados con el proceso de transformación de la ciudad.

Desarrolladores de servicios y aplicaciones, fabricantes de tecnología, proveedores de soluciones y servicios de conectividad, servicios de integración de infraestructuras y servicios tecnológicos, etc.

Agentes Secundarios

Entidades públicas y privadas demandantes y consumidoras directas de los productos y servicios.

Ayuntamientos, Diputaciones, gobiernos Regionales, etc.

Agentes Terciarios

Constituido principalmente por AA.PP de ámbito superior y otras entidades público-privadas, encargadas de establecer marcos regulatorios generales.

RECI, AENOR y CTN- 178 , las asociaciones y patronales del ámbito TIC como AMETIC, ETICOM, el clúster Andalucía Smart City, y otras.

La puesta en marcha de cualquier estrategia tiene que tener en cuenta la aportación, visión y valor de cada una de las tipologías de agentes para conseguir así una visión 360o de la ciudad.

El Modelo Andaluz de Ciudad Inteligente

Con el objeto de facilitar la interpretación y adopción del Modelo andaluz, el Libro Blanco AndalucíaSmart ha previsto la definición de lo que se ha venido a denominar Estrategia Local de Ciudad Inteligente de Andalucía. Un documento fruto del proceso de gobernanza impulsado por la Red de Agentes para el Desarrollo Inteligente de Andalucía a través del Grupo Motor Gobernanza Local de Andalucía y que da respuesta a dos necesidades básicas:

La Estrategia como modelo

Facilitar una referencia conceptual que sirviera de modelo al desarrollo inteligente en los siete ámbitos que establece el Libro Blanco AndalucíaSmart.

La Estrategia como metodología

Aportar una herramienta que permitiera que cualquier entidad pueda abordar un planteamiento estratégico en torno al desarrollo inteligente.

Como resultado de aplicación por parte de un Ayuntamiento, éste podrá alcanzar el objetivo de contar con una estrategia de desarrollo inteligente propia, así como la Hoja de Ruta necesaria para su implantación.

De igual modo, el Libro Blanco extiende el modelo la definición de una referencia tecnológica: La Plataforma de gestión Inteligente.

A la hora de definir cada modelo de Ciudad Inteligente, es un factor más que importante la capacidad de escuchar y comprender lo que pasa en la ciudad y, en consecuencia, tomar decisiones de manera instantánea, analizando la información y mejorando la gestión y prestación de los servicios públicos.

Este modelo de plataforma de gestión inteligente de ciudad deberá abordar, de forma integral, todos los ámbitos Smart y áreas competenciales de las ciudades.

Además, el modelo define distintos niveles de madurez en base al avance en la implantación de tecnología en la ciudad.

Compartir:
X