Fundamentos del Gobierno abierto: Transparencia y Participación ciudadana.

Como es sabido por todos, la Gobernanza Inteligente es uno de los ámbitos de desarrollo inteligente que propone el Modelo de Ciudad Inteligente y sobre el que, por tanto, interviene el Libro Blanco AndalucíaSmart para las Ciudades y Municipios de Andalucía.

Dejando a un lado la oportunidad que representa para adoptar criterios de dirección estratégica e impulsar la oportuna hoja de ruta para avanzar en el desarrollo de la ciudad inteligente, este ámbito centra su intervención en el concepto Gobierno Abierto, el mejor garante para sentar las bases y establecer un nuevo modelo de relación con la ciudadanía y el resto de agentes de interés de la ciudad.

Gobernanza Inteligente

Se trata, con seguridad, de una parcela de actividad clave para la activar la inteligencia de la ciudad y generar un entorno de confianza con la ciudadanía.

Los pilares del Gobierno abierto

No hay Gobierno abierto sin transparencia que fomente la claridad y la rendición de cuentas por parte de la Administración y participación que de lugar a la verdadera colaboración con la ciudadanía en general. Unas expectativas que implican un alto nivel de auto exigencia por parte de todos los niveles de la administración.

Buen Gobierno

Buen gobierno significa, entre otras cosas, adoptar de forma natural, por parte de los responsables públicos, los principios que promueve el Libro Blanco de la Gobernanza Europea.

Veamos:

Simplemente con su lectura y asunción basta para entender que el impulso de un modelo de gobierno abierto no sólo requiere tecnología, sino que, lejos de ello, nos sitúa en el plano de la ética y la plena involucración y compromiso por parte de los responsables públicos con respecto a un nuevo y esperado modelo de gestión pública.

Un reto que situamos en lo que se ha venido a denominar el Liderazgo confiable y que exige un alto nivel de profesionalidad y respeto hacia valores básicos, como es el caso de la integridad y la generosidad por parte de nuestros líderes públicos.

INTEGRIDAD

  • Coherencia: Una persona es coherente cuando actúa según sus ideas más íntimas, pues las siente y respeta sin dudar.

  • Honestidad: Una persona es honesta cuando piensa, dice y hace sobre una base sólida de verdad.

  • Independencia: Una persona es independiente cuando es firme en su carácter, toma decisiones sin vacilar y segura de si misma.

  • Sentido común: Una persona tiene sentido común cuando demuestra su intuición, sensatez y prudencia en sus hábitos.

GENEROSIDAD

  • Humildad: Se es humilde si uno no antepone su ego a los demás y es consciente de sus propias limitaciones.

  • Justicia: Se es justo si se reconoce la evidencia y el valor de los demás sin dilación.

  • Transparencia: Se es transparente cuando no se ocultan intenciones y evita la confusión.

  • Igualdad: Se respeta la igualdad cuando no existe trato que genere diferencias ante la diversidad.

Transparencia

La transparencia implica, en primer lugar y condicionados por el Principio de Responsabilidad que advertíamos con anterioridad, la rendición de cuentas ante la ciudadanía para proporcionar información sobre la actividad e intenciones de la Administración.

Sin embargo, como pilar de un concepto más amplio, el gobierno abierto, nos sitúa ante matices nada triviales que introducimos brevemente a continuación.

El Derecho de la Ciudadanía

La Administración debe reconocer el derecho fundamental de los ciudadanos a acceder a toda la información, con excepciones limitadas, y facilitar información en respuesta a sus solicitudes y de manera proactiva.

La información puede ser retenida sólo si su divulgación podría causar un daño demostrable a intereses legítimos. Estos intereses deben ser protegidos de manera clara y específicamente definidos en la legislación.

Además, la información debe hacerse pública sin cargo alguno y sin límites en reutilización.

Publicidad Activa

La Administración debe publicar de manera proactiva información de interés público, haciendo los esfuerzos necesarios para asegurar el acceso fácil, rápido, efectivo y práctico a dicha información. Y en muchos casos no se está poniendo en práctica sino que lo que prevalece es el derecho de la ciudadanía. ¿Por qué esperar a que se ejerce ese derecho?

Open Data

La información almacenada electrónicamente debe ser entregada a quienes lo soliciten por vía electrónica y en un formato abierto que permita su reutilización por terceros para la generación de nuevo valor. Es lo que conocemos por RISP – Reutilización de la Información del Sector Público.

Participación

Entendemos por Participación Ciudadana el conjunto de actividades, procesos y técnicas por los que la población interviene en los asuntos públicos que le afectan.

Ya en la Constitución Española en su artículo 9.2 del título preliminar afirma: “corresponde a los poderes públicos […] facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”.

Actualmente en las democracias representativas los métodos de participación ciudadana son bastante escasos y obsoletos, la ciudadanía reclama nuevas formas de participación en las que, ya sean individuos o asociaciones, tengan más margen de actuación dentro de la toma de decisiones de las políticas y servicios públicos que se llevan a cabo.

Es probable que el estímulo que representa la Ciudad Inteligente dónde la nueva ciudadanía, más digital que nunca, y las capacidades que nos da una tecnología, ya madura, permitan una explosión, inevitable por otra parte, de la participación ciudadana.

Un proceso de colaboración que permita activar las siguientes ventajas:

  • Los gobernantes identifican más fácilmente los intereses de la población.
  • Los ciudadanos ven en el gobierno local mayor capacidad para atender a sus demandas.
  • Ayuntamientos que, debido a esta cercanía, pueden crear espacios donde incluir a los habitantes en la toma de decisiones públicas.
Se hace camino al andar

 

Las tendencias en cuanto a implantación de métodos participativos que se han estado llevando a cabo desde los años ochenta han sido desde una mera óptica burocrática sin llegar a ser efectivas.

Por ello, las nuevas tendencias de Gobierno Abierto pretenden reconducir la situación hacia un modelo para hacer realmente efectiva la participación intentando:

  • Facilitar la intervención ciudadana y de asociaciones en las políticas públicas municipales.
  • Favorecer la intervención individual ciudadana directamente sin tener que acudir a asociaciones.

Aspiramos, por tanto, a un modelo en el que la ciudadanía se convierte en un agente activo en el gobierno de la ciudad, toma parte y participa en las decisiones del equipo de gobierno; quien a su vez se favorece del proceso de innovación abierta que supone esta colaboración. Más ideas, más valor, más servicio público.

En este sentido, dentro de las nuevas fórmulas, la participación puede adoptar diversas formas, todas ellas necesarias:

  • Posibilidad de aportar ideas o propuestas que posteriormente se incluyan en los planes municipales de gobierno y que provengan de las necesidades o inquietudes expresadas por los ciudadanos.

  • Posibilidad de votar ideas o propuestas que sean de mayor importancia para los ciudadanos y que les afectan de manera directa.

  • Posibilidad de valorar y hacer un ranking de propuestas para desarrollar las más interesantes y preocupantes para los ciudadanos.

  • Posibilidad de comentar ideas e iniciativas sugeridas por los propios ciudadanos.

Compartir:
X